Submenu

MUELA, una historia tetuaní

07/07/2017 - 31/08/2017
Adrian García irrumpe en la escena con sus esculturas colgantes de delfines y tiburones hechas de neopreno para abrir una nueva posibilidad a un arte muy antiguo y para afirmar su compromiso con la naturaleza. Antes feroces, distintos o subalternos y ahora poco menos que iguales a nosotros mismos, los animales se han convertido en la piedra de toque de una relación otra con la Naturaleza, que ya no quiere ser excesiva ni depredadora. Los grandes peces de García ya no se exhiben como trofeos de caza si no como símbolos, del mismo modo que lo es la paloma, la gran escultura de piedra colocada en el centro de la plaza Al Hamama de Tetuán es el emblema de dicha ciudad. Y el testimonio fehaciente de la intensa relación que Adrian, su padre, el escultor Carlos y su tío, el arquitecto Fernando, mantienen con la ciudad en la que nacieron y en la que se han afianzado como una notable familia de artistas. En los años 30 del siglo pasado, el pintor Mariano Bertucci invitó a José García, ebanista de Granada a que se trasladara a Tetuán y dictara clases en el recién fundado Instituto de Artes y Oficios de la ciudad. García aceptó la invitación y al poco tiempo tuvo su propia fábrica de muebles de lujo, mujer y tres hijos. Murió pronto desgraciadamente, antes de cumplir los cuarenta años, y su viuda debió hacerse cargo de la empresa familiar y de la crianza de Carlos y Fernando, quienes iniciaron su formación artística en el que hoy es el Instituto Nacional de Bellas Artes de Tetuán. Carlos se decantó por la escultura. Sus primeras obras fueron elaboradas a partir de la figura humana y ejecutadas en piedra arenisca con un acabado deliberadamente tosco. Después comenzó a utilizar el hierro y el bronce e imprimió un giro expresionista a sus figuras. En 1970 dio comienzo a la serie de Torsos, que cumplió un papel fundamental en su carrera artística y de la que siguió ofreciendo diversas variaciones. En ella los sólidos y compactos volúmenes del clasicismo se desgarran y muestran sus entrañas, las capas superpuestas de las que están hechas. En cambio La Paloma, ya mencionada, al igual que Los Patos, otra de sus obras emplazadas en una glorieta de Tetuán, recuperan la unidad del volumen y lo estilizan. Al momento de morir Carlos dejó tras de sí una vasta y multifacética obra tanto en España como en Marruecos. Fernando se ha dedicado en cambio a la arquitectura. Él es el autor de Kabila, una urbanización situada entre Rincón y Castillejo, que fue una de las primeras de su estilo en el Mediterráneo marroquí y que es una buena muestra del estilo y la orientación de su trabajo arquitectónico. Formas orgánicas, uso privilegiado de la piedra, la madera y la teja de barro cocido, ajardinamiento, integración con el paisaje y respuesta adecuada a las exigencias del clima. Nominado para el premio Aga Khan de arquitectura .Destacan entre otros el hotel Tikida Beach, el Golf de Soleil en Agadir y numerosas villas privadas Adrián García hijo de Carlos G. Muela desarrolla su trabajo a través de proyectos o bloques de obra bien diferenciados. Cada uno de ellos aborda distintas cuestiones que desarrollo utilizando los medios que el tema a tratar le sugiere. En ese sentido recurro a diferentes disciplinas como escultura, pintura, fotografía video o instalación. Los temas en ocasiones se solapan, tal vez porque los contenidos de su trabajo plantean cuestiones que podríamos llamar clásicas. El papel del hombre en la naturaleza es uno de ellas. Ha conseguido diferentes premios y becas como el primer premio de escultura de la Bienal Internacional de Alejandría, Beca de la Academia de España en Roma, Circuitos de la Comunidad de Madrid, Beca del Colegio de España en París, Beca de la Casa de Velázquez, proyecto expositivo ECAT y el Premio de Creación Artística de la Comunidad de Madrid. Ha participado en ferias como ARCO,Diva Art Fair de Nueva York, art Miami, Bienal de Panamá, Forosur, Arte Santander y Arte Salamanca. Recientemente ha expuesto en Mustang Art Gallery y en Gerhardt Braun Gallery.

Barco Montaña 2
Barco Montaña 2
Adrian